Masa para crepes

¿Se te resiste hacer crepes caseros? Pues aquí te dejo la receta auténtica tal y como me la enseñaron en Francia, para que los hagas sin ninguna dificultad.

Receta de masa para crepes

Ingredientes para preparar masa para crepes

  • 2 huevos grandes
  • 200 gr. de harina
  • 240 ml. de leche
  • 2 cucharaditas de mantequilla
  • Mantequilla (para engrasar la sartén)
  • 1 pellizco de sal (crepes salados) o 1 cucharadita de azúcar (crepes dulces)

¿Cómo preparar masa para crepes?

  • Adoro los crepes desde que los comí por primera vez, y esta sencilla receta que comparto con vosotros os valdrá para hacer crepes dulces y salados. La única diferencia reside en añadir azúcar o sal, respectivamente, según lo que nos interese en cada momento.
  • Con los ingredientes indicados os saldrán entre 12 y 18 crepes, aproximadamente, aunque también depende del diámetro de la crepera o sartén que vayáis a usar. Yo os recomiendo usar una sartén grandecita de unos 24 cm., y sobre todo, que sea altamente antiadherente.
  • Para elaborar la masa de los crepes, lo primero que hacemos es batir los dos huevos (mejor si no están fríos) en un bol a temperatura ambiente.
  • Batidos los huevos, echamos la harina tamizada (con un colador), y sobre ésta volcamos la leche, una cucharadita de mantequilla, y bien sal (en el caso de que queramos hacer crepes salados), o bien azúcar (si lo que queremos hacer es una masa para crepes dulces).
  • Una vez que estén bien mezclados todos los ingredientes, pasamos la batidora hasta crear una masa fluida, sin grumos.
  • Para que los crepes queden bien, se debe dejar reposar la masa bien tapada en el frigorífico durante al menos una hora.
  • Hecho esto, ya sólo nos faltaría cocinar la masa de los crepes en una sartén o en una crepera.
  • Para eso, calentamos a fuego medio-alto la crepera o sartén, engrasamos la superficie con un poco de mantequilla, y echamos para cada crepe 3/4 partes de un cazo de servir sopa (aproximadamente). En función de la cantidad, los crepes te quedarán más finos, o más gruesos, tipo tortitas.
  • Cuando esté hecho por un lado (lo sabremos porque se empezarán a formar una especie de brubujas), volteamos el crepe y lo hacemos por la otra cara. El primer crepe siempre queda raro; es normal. Y luego repetís la misma operación hasta terminar con toda la masa.
  • ¡Veréis qué olor os queda en la cocina!
  • Foto y fuente: Cocina.es
Nota del autor:

A medida que los vayáis haciendo, podéis ir apilando los crepes unos sobre otros en un plato, y taparlos con un paño limpio de cocina.

En alguna ocasión he logrado darle sabor a la masa de los crepes añadiendo a la mezcla una cucharadita de sirope de menta, pero eso sólo os lo aconsejo en el caso de que vayáis a hacer crepes dulces. Podéis probar con otros sabores si os atrevéis.

Si queréis, a la hora de hacer la masa de los crepes, podéis reservar una parte de la masa para hacer crepes salados (son sal) y otra para crepes dulces (con azúcar).