Masa para crepes

Receta de masa para crepes

Aquí tienes la receta auténtica de crepes caseros sencillos, con huevo, leche, harina, mantequilla y sal o azúcar, según quieras crepes dulces o salados.

¿Quieres ver los ingredientes para Masa para crepes?

Descubre los ingredientes para hacer Masa para crepes pinchando aquí:

¿Cómo hacer masa para crepes?

Elaboramos la masa para crepes:
1

Para elaborar la masa para crepas o crepes, lo primero que hacemos es batir bien los dos huevos en un bol.

2

Batidos los huevos, echamos en el bol la harina tamizada (con un tamizador, o con un colador si no tenemos), y sobre ésta volcamos la leche, una cucharadita de mantequilla a temperatura ambiente, y bien sal (en el caso de que queramos hacer crepes salados), o bien azúcar (si lo que queremos hacer es una masa para crepes dulces).

3

Mezclamos con un tenedor o unas varillas todos los ingredientes.

4

Una vez que estén bien mezclados, pasamos la batidora hasta crear una masa fluida, fina y sin grumos.

5

Para que los crepes queden bien, se debe dejar reposar la masa bien tapada en el frigorífico durante al menos una hora.

¿Cómo hacer las crepas o crepes?:
6

Hecho esto, ya sólo nos faltaría cocinar la masa de los crepes en una sartén o en una crepera.

7

Para eso, calentamos a fuego medio-alto la crepera o sartén, engrasamos la superficie con un poco de mantequilla o aceite de semillas, y echamos para cada crepe 3/4 partes de un cazo de servir sopa (aproximadamente). En función de la cantidad, los crepes te quedarán más finos, o más gruesos, tipo tortitas.

8

Cuando el crepe esté hecho por un lado (lo sabremos porque se empezarán a formar una especie de brubujas en la superficie y los bordes se despegarán fácilmente con la mano), volteamos el crepe y lo hacemos por la otra cara.

9

El primer crepe siempre queda raro; es normal... Luego repetimos la misma operación hasta terminar con toda la masa. Y listos, ya solo nos queda rellenar los crepes de lo que más nos guste, tanto dulce (si hemos usado azúcar en la preparación de la masa de los crepes) como salado (si hemos usado sal en la elaboración de la misma)... ¡Veréis qué olor os queda en la cocina!

Foto y fuente: Cocina.es

Nota del autor:

Yo adoro los crepes desde que los comí por primera vez, y esta sencilla receta, tal y como me la enseñaron en Francia y que ahora comparto con vosotros, os valdrá para hacer crepes dulces y salados sin ninguna dificultad. La única diferencia reside en añadir azúcar o sal, respectivamente, según lo que nos interese en cada momento.

Es mejor que los huevos al batirlos no estén fríos del frigorífico, lo ideal es que estén a temperatura ambiente, por ello si puedes, es que los saques de la nevera unos 30 minutos antes de comenzar a hacer la masa de los crepes.

A medida que los vayáis haciendo, podéis ir apilando los crepes unos sobre otros en un plato, y taparlos con un paño limpio de cocina.

En alguna ocasión he logrado darle sabor a la masa de los crepes añadiendo a la mezcla una cucharadita de sirope de menta, pero eso sólo os lo aconsejo en el caso de que vayáis a hacer crepes dulces. Podéis probar con otros sabores si os atrevéis.

Si queréis, a la hora de hacer la masa de los crepes, podéis reservar una parte de la masa para hacer crepes salados (son sal) y otra para crepes dulces (con azúcar).

Con los ingredientes indicados en esta receta de crepas, os saldrán entre 12 y 18 crepes, aproximadamente, aunque también depende del diámetro de la crepera o sartén que vayáis a usar. Yo os recomiendo usar una sartén grandecita de unos 24 cm., y sobre todo, que sea altamente antiadherente.